domingo, 16 de abril de 2017

Primeros avistamientos de la temporada



Vanessa atalanta (izquierda) y Vanessa cardui (derecha)

Hasta ahora no había podido dar una vuelta por el campo para ver como anda la cosa este año. Sin embargo, no hace falta irse muy lejos si nuestro jardín, o incluso terraza, se encuentra próximo a zonas naturales. Las mariposas vendrán encantadas si les ofrecemos lo que andan buscando, como esta pareja de vanesas alimentándose sobre las pequeñas flores de los lilos (Syringa vulgaris):

V. atalanta y V. cardui

V. cardui

Si nos adentramos un poco más en la naturaleza, aparecerán especies menos acostumbradas a hábitats humanos. Obviamente la climatología tiene que acompañar en el caso de los imagos para que se encuentren activos. No era el caso del siguiente ejemplar de Euchloe crameri, que se encontraba totalmente aletargado por las bajas temperaturas. Incluso se subió a mi dedo sin asustarse, "atontado" por el frío. Si hubiese estado activo, habría volado sin dudarlo.

Camuflada gracias al diseño de su reverso


Un poco más de cerca

Sobre mi mano

Como ya digo, el tiempo no acompañó mucho, por lo que solo puedo mostraros estos adultos. Las orugas no dependen tanto de las temperaturas para tener actividad, por lo que se pueden encontrar con más facilidad que ellos en días nublados.

Llaman la atención por esta época las grandes y llamativas orugas de Lasiocampa trifolii, que habitan generalmente los prados e incluso se aventuran a salir de ellos:

Lasiocampa trifolii

Casi de manera paralela se desarrollan las larvas de Lasiocampa quercus. Éstas son un poco más discretas que la anterior en cuanto a su colorido, pero no en cuanto a tamaño.

Lasiocampa quercus

Después de mucho tiempo sin ver ninguna, ayer encontré una oruga de Paidia rica, especie de la que hablo en esta entrada. El ejemplar de la foto apenas mide poco más de un centímetro, aunque no crecen mucho más. Es curioso que se alimente sobre líquenes en vez de plantas como la inmensa mayoría de larvas lepidópteras. 

En la entrada que hablo sobre ella, solo pude mostrar capullos vacíos de esta especie debido a la época en la que la escribí. Aun así, el año pasado no pude ver ni una de estas orugas a pesar de lo comunes que eran años atrás.

Paidia rica

Paidia rica

Por último, me gustaría mostrar un par de orquídeas silvestres que tan amenazadas están en la península. Ni siquiera ellas se libran de los ataques de las orugas:

Ophrys sp

Orchis sp comida por orugas

Noctúido alimentándose de ella


No hay comentarios:

Publicar un comentario