jueves, 29 de junio de 2017

Depredadores vs pulgones


En muchos casos, tratar las plagas de nuestras plantas de jardín es complicado. Pero la cosa se complica aún más cuando se trata de plantas que tenemos en el interior de un voladero para mariposas. O también, que las estemos cultivando para recolectar hojas y ramas como alimento para nuestras orugas. Ya podemos irnos olvidando de emplear pesticidas, insecticidas, o cualquier otro producto que sirva para matar los insectos perjudiciales, pues también pueden matar huevos y orugas.

Existen numerosos métodos ecológicos y caseros para tratar de combatirlas, pero también pueden acabar ellas. Sin embargo, siempre podremos eliminar a los insectos plaga con ayuda de sus enemigos naturales. Existen varios insectos depredadores de plagas que pueden ayudarnos a eliminarlas sin tener ningún efecto sobre la cría de mariposas.

En esta entrada os hablo de una plaga muy común. Son los pulgones o áfidos. Estos pequeños animalitos chupan la savia de las plantas con ayuda de su aparato bucal, que clavan en sus tallos y hojas. El resultado son hojas arrugadas, secas y cubiertas de un líquido pegajoso.

Pulgones de la adelfa (Aphis nerii)

Su estrategia de reproducción es muy exitosa; en los meses favorables, las hembras no ponen huevos, sino que "paren" directamente nuevos pulgones perfectamente formados. Además, no se aparean. Pueden dar lugar a descendencia por partenogénesis, engendrando nuevos clones genéticos de ellas mismas. Cuando llega el otoño, cambian de estrategia, las hembras entonces se aparean con machos y ponen huevos resistentes al invierno, los cuales darán lugar a las generaciones partenogénicas cuando llegue la primavera.
Por suerte contamos con numerosos insectos que nos pueden ayudar a reducir sus poblaciones:

  • Las mariquitas (Coccinella septempunctata): muy conocidas por alimentarse de pulgones, tanto el adulto como sus larvas. Una mariquita adulta puede comer más de cien pulgones diariamente, y poner decenas de huevos de los que nacerán sus larvas. Éstas son similares a orugas con seis largas patas que se dedicarán durante uno o dos meses a alimentarse de áfidos.

Coccinella septempunctata alimentándose de los pulgones de un rosal

  • Las moscas cernidoras (varias especies de sírfidos): en realidad este insecto no es más que un díptero (orden de las moscas domésticas), lo que quiere decir que es totalmente inofensiva a pesar de su aspecto de "avispa". Perteneciente a la familia Syrphidae, el adulto se alimenta del néctar de las flores, pero la larva, de aspecto gusaniforme, es un depredador de pulgones. Las moscas pondrán los huevos donde haya acumulaciones de estos insectos, para asegurar el alimento de su descendencia.

Larva de mosca cernidora

Larva de mosca cernidora comiéndose un pulgón

Crisálida de mosca cernidora

Mosca cernidora (Eupeodes luniger)

Mosca cernidora (Episyrphus balteatus)

  • Las crisopas (Chrysoperla lucasina): Similares a pequeñas libélulas de color verde, las larvas de estos insectos, con sus enormes mandíbulas similares a pinzas absorberán el interior de bichos de pequeño tamaño, como cochinillas, trips y pulgones. Los huevos son depositados de uno en uno en la punta de un largo pelo segregado por la hembra. De esta manera estarán fuera del alcance de posibles depredadores.

Huevos de crisopa vacíos

Crisopa

Además, existen pequeñas avispas parásitas, similares a las que parasitan orugas, pero cuyos huéspedes son los pulgones. Muchas empresas venden estas armas biológicas para emplear en los campos de cultivo. La ventaja que tendríamos al hacerlo en un invernadero o un voladero, es que los insectos beneficiosos no se podrían ir a otras zonas, siendo más eficientes eliminando la plaga de nuestras plantas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario