Hyles euphorbiae (Esfinge de las lechetreznas)


Última actualización: 18/10/2015

Hyles euphorbiae

Mariposa nocturna de aproximadamente 7 centímetros de envergadura, de tonos beiges y marrones, con el reverso rosado. Tiene un cuerpo robusto y aerodinámico, que junto a sus duras alas la convierten en una voladora excepcional, similar a la esfinge colibrí, con la que comparte numerosas características fisiológicas. Presenta una o dos generaciones anuales, según la localización y la climatología, e inverna como crisálida.

Orugas en primer estadio
Como plantas nutricias se encuentran numerosas euforbiáceas, las cuales segregan una especie de látex blanco muy tóxico que hace que las orugas sean tóxicas también. Ésta es la razón por la que las orugas presenten esos colores tan vivos (amarillo y negro durante su crecimiento, y rojo con negro en la última etapa).

En nuestra zona, la planta hospedera de esta mariposa es generalmente Euphorbia serrata (lechetrezna), una planta vivaz cuya parte aérea desaparece con el frío, por lo que el clima influye en el número de generaciones.

Esta planta crece de manera aislada y poco abundante, por lo que solo será necesario plantarla en nuestro huerto para que alguna hembra deje huevos y podamos observar el ciclo completo hasta que liberemos las mariposas adultas, a poder ser en el mismo lugar donde su madre depositó los huevos.

Oruga en segundo estadio
La hembra realiza la puesta en grupitos de alrededor de ocho huevos en cada planta, debido a que las orugas alcanzan un tamaño más que considerable, y más de una superviviente por planta es demasiado. Los huevos son de un precioso verde brillante, de cáscara bastante dura.

Las orugas en su primer estadio son de un verde oscuro, con una espina en el final del abdomen, la cual caracteriza a la familia Sphingidae. En este estadio son principalmente gregarias, hasta que realizan la primera muda.

Aproximadamente a la primera semana de vida, quedarán inmóviles para realizar la primera muda, y mostrar sus característicos colores de estas impresionantes orugas. Ahora ya comienzan a vivir de una manera más independiente.

En reposo, estas orugas quedarán con la cabeza más o menos erguida, mostrando la posición por la cual esta familia recibe el nombre de esfinge.

Las orugas continuarán su crecimiento durante un mes o más, dependiendo de la generación de la que formen parte. 
Preparado para mudar de piel
En el último estadio alcanza hasta ocho centímetros y presenta diversos estampados según la zona o la subespecie. Generalmente roja con manchas negras y puntos blancos, mostrando la elevada toxicidad adquirida por haber estado todo su desarrollo alimentándose de plantas tóxicas.

Posición característica de
la familia Sphingidae
Pronto deja de interesarse por la comida y busca un lugar donde enterrarse, por lo que tendrán que tener tierra suficientemente blanda como para poder excavar y no excesivamente húmeda. Pueden enterrarse varios centímetros para hacer una especie de capullo blando subterráneo, o simplemente meterse debajo de un tronco seco.

La mariposa nacerá en las próximas dos semanas, luchando por salir de la tumba que un día excavó. Por ello, es de gran ayuda para ellas sacarlas una semana después del enterramiento, para asegurar que la mariposa nazca perfecta para volar y propagar su especie. 
El nacimiento se produce pronto por la mañana o por la noche. La mariposa debe trepar hasta un sitio seguro para estirar y endurecer sus alas.



Distintos patrones de coloración en el último estadio larvario


Secuencia de estirado y secado de las alas


Crisálida

El apareamiento tiene lugar por la noche (incluso en pequeños voladeros), cuando las mariposas están activas. La hembra empezará a depositar ese mismo día. Su vida puede prolongarse varias semanas, pues están provistas de largas trompas para libar el néctar de las flores y obtener la energía necesaria. Para mantenerlas tendremos que disponer de flores ricas en néctar, siendo los jazmines y las madreselvas sus preferidas.

El sexo de los individuos es distinguible ya desde que están en etapa de crisálida. El macho tiene en el extremo del abdomen dos pequeños bultos, mientras que la hembra presenta una raya en su lugar. 
La hembra adulta es mayor que el macho, y éste presenta en el reverso de las alas delanteras una especie de protuberancia que lo distingue de la hembra.

Crisálida hembra a la izquierda, macho a la derecha





Hembra a la izquierda, macho a la derecha


Reverso del macho


Protuberancia del macho en el reverso del ala anterior

6 comentarios:

  1. Hola, tengo esfinge de las lechetreznas que por lo que he leído en tu blog esta en los ultimos estados larvarios. No sabía que que necesitaba tierra para hacer la crisálida, y esta mañana la he visto que no paraba quieta por toda la caja donde está. Le he llenado la caja de tierra pensando que tal vez buscaba eso para enterrarse por fin, pero sigue igual de inquieta. ¿Alguna recomendación? Hasta ayer por la noche solo hacia que comer, comer y comer, pero hoy ya no, solo hace que dar vueltas como si buscase algo o quisiese salir de la caja.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Si se muestra inquieta seguro que está buscando un lugar donde enterrarse. No te preocupes porque lo normal es que estén hasta dos o tres dias dando vueltas por la caja. Ponle encima de la tierra alguna piedrita, corteza de pino, ramas o incluso musgo por que a veces solo se esconden debajo para pupar.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la respuesta. Porque aun sigue igual y ya empezaba a preocuparme. Hoy no ha comido nada de nada, supongo que también será normal.
    Justo hoy mi novia se ha encontrado en la terraza de casa una oruga "hippotion celerio" que también parece que esta próxima a pupar, ¿Alguna recomendación sobre esta? ¿También necesita tierra? Con esta tenemos el problema de que ya es tarde para seguir dándole de comer, las hojas de parra ya escasean, que es lo que he leído que comen...
    Un saludo
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Si es normal, los días que le cueste enterrarse ya no comerá nada. La Hippotion celerio también es de la misma familia, por lo que también realiza su crisálida enterrándose. Las puedes poner juntas en la misma caja, pero asegúrate de que tengan unos 10 o 15 cm de profundidad, porque las más grandes hacen agujeros más profundos. Si te la has encontrado en el suelo, lo más probable es que esté buscando el lugar donde enterrarse, porque es raro que se alejen de su planta nutricia si aún siguen alimentándose.
    Que la tierra no esté muy húmeda, sobre todo cuando haga mucho frío.

    ResponderEliminar
  5. Hola! No se si este blog sigue operativo, espero que si. Tengo una crisálida de Hipottion celerio en casa quería saber si,al liberar la mariposa cuando salga, sobrevivirá.Os escribo desde Albacete. Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola, pues sí intento mantenerlo activo, aunque últimamente menos de lo que quisiera. Si tienes la crisálida dentro de casa, nacerá con el calorcito y la mariposa probablemente muera de frío al liberarla en estas fechas. Por ello lo más adecuado es mantener la crisálida al exterior (en una terraza por ejemplo), para que nazca cuando lo haría en la naturaleza. Probablemente esto ocurra en primavera del año que viene. Un saludo

    ResponderEliminar