Samia ricini (Gusanos de seda del ricino)

Samia ricini

Se trata de una de las mariposas más criada en cautividad después de los gusanos de seda. Presenta las mismas facilidades que ésta presenta a la hora de su cría y manejo, pues no necesitan condiciones ni requerimientos especiales que no se puedan recrear en a habitación de una casa.
Esta especie se puede reproducir durante todo el año, pues no tiene diapausa. Es más, en ninguna fase de su desarrollo puede sobrevivir a las bajas temperaturas a las que pasan el invierno otras especies de lepidópteros.

Originaria de China, esta mariposa nocturna de gran tamaño, puede completar su ciclo entero en tan solo dos meses. Las orugas se alimentan de varias plantas, siendo las que mejores resultados dan el ricino (Ricinus communis) y el ailanto (Ailanthus altissima), aunque también acepten aligustre (Ligustrum sp) y algunos de los frutales cultivados.

Huevos y oruga naciendo.
La oruga en su mayor tamaño es de un color blanquecino azulado, pudiendo tener otros colores, sobre todo en las patas falsas, como el amarillo. El adulto presenta tonos marrones, grises y blancos.

Los huevos serán depositados en grupitos sobre cualquier superficie, por lo que no será necesario proporcionarle a la hembra la planta nutricia de sus orugas para que desove. Podemos arrancarlos con cuidado de donde estén, con cuidado de no romperos, aunque tengan la cáscara dura.
Los dejaremos en un pequeño taper sobre papel de cocina. podemos añadir un tapón de botella con un algodón húmedo, pero no es totalmente necesario.

Orugas en L2 (amarillas) y L3 (blancas)
Las orugas nacerán aproximadamente a los diez días o dos semanas de haber sido depositados. Ésto depende de la temperatura que tengamos dentro de casa. Las orugas nacerán con aspecto peludo, de color amarillo con filas de pelitos negros. Cuando veamos las primeras naciendo, pondremos unos trozos de hoja para que puedan empezar a alimentarse.

Quedarán inmóviles todas juntas durante unas horas hasta que empiecen a comer. Las orugas son gregarias en los primeros estadios, por lo que se agruparán entre ellas, estando la mayor parte del tiempo quietas en el envés de las hojas. Tendrán éste comportamiento hasta el tercer estadio, después cada una irá por su lado.

En los dos primeros estadios, la oruga será de un color amarillo, que a medida que crezcan se irá apagando. Además, los pelos oscuros con los que nacen se van aclarando, convirtiéndose en una especie de espinas duras que caracterizan a las orugas de esta especie.

A partir de la segunda muda, es decir, el tercer estadio, la oruga toma un color blanco con la cabeza y extremo abdominal algo amarillos y continuará con está coloración hasta el último estadio, en el cual la oruga toma tonalidades azules. 
La oruga pasa por cinco estadios, los cuales durarán alrededor de seis días, menos el último, el cual puede prolongarse hasta diez o doce días.

Orugas en los cinco estadios de desarrollo. Amarillas en los dos primeros, y gregarias en los tres primeros

Oruga que ya casi ha alcanzado su tamaño máximo.
El habitáculo debe estar limpio de deshechos de las orugas y con ventilación. Un tupper con la tapa de malla será suficiente. También se debe evitar la sobrepoblación, es mejor tener varios recipientes con menos orugas, porque así en caso de enfermedades, no se producen contagios.

Las hojas de ricino han de ser cambiadas todos los días, aunque normalmente se las comen antes de que se queden lacias. Si tenemos pocas orugas, puede ser conveniente emplear el método de meter las hojas de ricino en agua, pero es absurdo si tenemos muchas y se comen el ricino antes de que pueda secarse.

Las orugas se pueden manipular con pinceles cuando son pequeñas, incluso con los dedos cuando tienen un tamaño mayor.

Añadir Orugas tejiendo con seda y capullo ya terminado.leyenda
Cuando la oruga ha alcanzado su tamaño máximo, que puede ser hasta 7 u 8 centímetros (y un diámetro mayor que Bombyx mori), deja de interesarse por la comida y comienza a buscar un lugar en el que realizar su capullo. Antes, defecará una mezcla de heces con un líquido que puede ser transparente o algo verdoso.

La confección del capullo tiene lugar durante dos días, durante los cuales emplea dos tipos de seda, la que sujeta el capullo y la que forma el capullo. Además, el propio capullo suele tener dos capas de seda, que incluso se pueden separar con los dedos.

La seda es comúnmente blanca, y el capullo con un aspecto mucho más desordenado que los de los gusanos de seda. Tienen forma alargada y en algunos casos, dependiendo de la zona en la que lo haga, es casi plano.

Comparación tamaño entre oruga y pupa
Durante varios días (puede que hasta casi una semana) permanecerá inmóvil en su envoltura, hasta que se produzca la muda que la transformará en crisálida. Por ello si queremos abrir los capullos debemos esperar al menos una semana tras su confección, para evitar abrirlos antes de que se hayan transformado.

Nos daremos cuenta de que la crisálida es bastante menor que la oruga. Ésta disminución de tamaño es normalmente más notable en mariposas nocturnas.

Oruga normal y oruga que no ha tejido capullo.
Otro caso aparte que me gustaría mencionar es el de aquellas que no tejen capullo. Las razones las desconozco (bien sea por que no tienen glándulas productoras de seda, porque hay demasiadas orugas y no encuentran el lugar adecuado, o porque no les de la gana), hay siempre alguna oruga que se queda inmóvil en el suelo, como encogida y amarilla.

Por favor no las tiréis pensando que está muerta, porque probablemente se encuentra en fase de prepupa, la misma fase en la que se encuentran todas las demás dentro de sus capullos antes de transformarse en crisálida. 
Bastará con dejarla sobre un papel de cocina, ella mudará de piel y formará una crisálida perfectamente viable.

El nacimiento se suele producir generalmente por la mañana, aunque puede tener lugar a cualquier hora del día. Las mariposas al nacer expulsarán meconio, una sustancia líquida de color variable que ha sido acumulada durante su estancia dentro de la crisálida, y que por tanto no pudo ser expulsada hasta este momento.

Apertura del capullo
Como siempre, prefiero abrir los capullos de las mariposas nocturnas, así que os explico como lo hago. Sujetando el capullo con una mano, y unas tijeras pequeñas con la otra, se agarra un pequeño pellizco en sentido longitudinal, siguiendo el corte hacia arriba, y haciendo así una raja en el capullo desde un extremo al otro.

Ahora podemos sacar la crisálida y dejarla en su capullo cortado por la mitad, o bien simplemente sobre un papel en el fondo de la jaula. También existe la posibilidad de no abrir el capullo y dejarlo agarrado de un alfiler colgando de un palo.

La crisálida permanecerá en este estado alrededor de dos semanas a 20 días, sumando alrededor de tres semanas desde la confección del capullo a la emergencia del adulto.

Macho a la izquierda, hembra a la
derecha
Ya en este estado podemos diferenciar perfectamente el sexo del adulto, pues los relieves y formas de la cutícula de la crisálida son las estructuras del adulto (antenas, alas, patas...). Solo debemos fijarnos por la parte ventral en el extremo abdominal. El macho tendrá dos pequeños bultitos en el lugar en el que la hembra tenga una raya perpendicular a las lineas de los segmentos.

A medida que pasen los días podemos ver como se clarean los ojos, las antenas y sobre todo la coloración de las alas. Cuando notemos que los colores de las alas son visibles, sabremos que la mariposa nacerá en los próximos tres o cuatro días.

Como he dicho antes, la mariposa nacerá sobre todo por la mañana, pero podrá salir a cualquier hora del día, teniendo como preferencia las horas de luz.
Horas antes de nacer, los segmentos abdominales de la crisálida se separarán de manera exagerada, cogiendo la crisálida una forma más alargada de lo normal.


A la derecha crisálida ya con las alas formadas. La de su derecha es más joven.
La foto de la derecha muestra una crisálida ya alargada, que nacerá en las
 próximas horas.
La noche que siga a su emergencia ocurrirá el apareamiento. Por lo general las hembras adultas no se moverán del sitio, serán los machos los que se acerquen nerviosos a ellas.

Se mantendrán unidos varias horas, incluso un día entero, y a la siguiente noche, la hembra comenzará a depositar los huevos en montoncitos. Los podremos despegar de la malla y ponerlos en el recipiente adecuado.

Los imagos vivirán una semana aproximadamente, dependiendo siempre de la temperatura y de su actividad.

Las hembras se dedicarán a quedarse quietas atrayendo a los machos con un órgano que libera feromonas situado en la parte final de su abdomen. Los machos por el contrario, tendrán que volar para llegar a las hembras, las cuales rara vez alzarán el vuelo.

Hembras recién nacidas

Jaula de cría (demasiados ejemplares)

Hembra arriba, macho abajo.

Macho adulto

Macho (izq) y hembra (dcha, se ve la glándula productora de feromonas)


No hay comentarios:

Publicar un comentario